Beñat anota de falta ante el Sevilla FC en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

HISTORIA | Los tres goles de Beñat

El futbolista vasco, especialista a balón parado

Tres extraordinarios lanzamientos de falta del jugador vasco que se convirtieron em tres goles ante el eterno rival llenaron de júbilo a los béticos en 2012.

En la temporada 2011-2012 Beñat Etxebarria hizo tres goles que son historia del Real Betis. Tres faltas desde fuera del área, rotundas y limpias, que sirvieron para batir la puerta del eterno rival, tanto en Heliópolis como en Nervión.

El primero de esos recordados goles llegó el 21 de enero de 2011. En la puerta de Gol Sur de Heliópolis. Algo alejado de la frontal del área, Beñat le pega con efecto endemoniado y coloca la pelota junto al poste derecho rival. Aquel partido termina con empate a uno. Mejor serán los dos goles siguientes. Más emotivos, Y, además, servirán para ganar el partido.

Se juega en el Pizjuán el minuto 42 y el Sevilla gana 1-0. A base de paredes el Betis llega al borde del área contraria y cuando va a recibir Santa Cruz es claramente cargado por la espalda. El guardameta sevillista espera sin duda que Beñat coloque el balón por encima de la barrera, como ocurriera en Heliópolis, pero el vasco decide todo lo contrario. Tira al palo del portero, y, tras golpear la madera, la clava en la red.

Lo definitivo sobreviene en el minuto 91. El último que ha dado el árbitro. Falta a Pereira a centímetros de la cal del área. El tiempo se ha parado. Las cámaras televisivas se concentran en la angustia de los aficionados locales ?muchos de los cuales no quieren ni mirar- y en el rostro tenso y concentrado de Beñat.

Alguien pronuncia entonces en el Gol Norte de Nervión una frase que hará fortuna entre la afición bética: "Vamos a sentarnos que queremos verlo".

Y lo ven. Ven como Beñat avanza despacio y, más que chutar, le da un toque sutil al balón, casi de billar, que se convierte en un pase a la red bajo las piernas de los futbolistas de la barrera que han saltado para ocupar espacios.

La pelota sale mansa, golpea el poste, y se mete en la portería. El estallido bético es impresionante. Toda la expedición verdiblanca sepulta a Beñat en un abrazo interminable, mientras que en las gradas se vive una vez más el eterno contraste que provoca todo derbi.

El Betis ha ganado y esos dos goles harán posible que Beñat Etxebarria debute ese mismo verano con la selección española.